jueves, 25 de mayo de 2017

El plástico en nuestra Salud


Advertencia: La siguiente información es una recopilación derivada por el interés de investigar en torno al tema. Quiero mencionar que: No soy médico, ni científico, ni psicólogo, ni voy atribuirme conocimientos que son ajenos a mi profesión. Simplemente soy una persona que gusta investigar, a profundidad, sobre algún tema que me atraiga para no vivir en la ignorancia, por ello, consultó fuentes de experiencia y bibliotecas. 


El plástico en nuestra salud

El plástico es hoy por hoy un gran problema existencial que contamina gravemente la naturaleza y tal vez también nuestra salud (Visita mi blog ambiental (fuente) tengo mucha información sobre la afectación del plástico en el medio ambiente), recientemente me entere que el plástico desprende una sustancia altamente tóxica que podría afectar nuestra salud o al medio ambiente (se aplicaría en los lugares donde exista una alta concentración como son: Los basureros y el mar (fuente)), pero, ¿Cómo es qué sucede esto?

Desde hace mucho tiempo, diversas organizaciones y científicos, han solicitado que cese la producción de alimentos y bebidas envasados en plásticos, debido a que; todo plástico expuesto al calor segrega una sustancia tóxica llamada ANTIMONIO (Sb) (fuente).



Se dice que:

Si dejas un recipiente o contenedor de plástico durante un día caluroso dentro de tu auto, dicha botella desprende Antimonio que se mezcla con el contenido, cual al comerla o beberla introduces a tu cuerpo pequeños residuos que pueden provocar algún tipo de cáncer o daños renales a largo plazo.


¿Hay motivos para alarmarse?

Al parecer no, así lo manifiesta el Journal of Water Resources and Protection, en su análisis de la exposición humana en torno a los plásticos usados en el almacenado de materiales acuosos o alimenticios, indicando que son bajas las concentraciones de antimonio en el agua por lo que se considera sin fundamento las preocupaciones sobre sus posibles efectos tóxicos en nuestra salud, sin embargo, deja entrever la necesidad de seguir investigando sobre este tema.


Por otro lado:

El Instituto de Geoquímica Ambiental de la Universidad de Heidelberg (Alemania) aportan datos que muestran que, aunque los niveles hallados siguen siendo muy bajos para suponer un riesgo para la salud, están muy por encima de lo esperable y cuanto más tiempo se conserve una botella en la estantería o en la despensa a temperatura ambiente, mayor será la cantidad de antimonio que contendrá el agua, dicen los investigadores que han publicado su trabajo este mes de enero en la revista Environmental Science and Technology. (Liga)


Mientras las investigaciones no sean exactas recomiendo:

La Asociación Americana de Médicos de Estados Unidos (Liga) estableció las siguientes recomendaciones en cuanto al uso de contenedores de plástico:

1. No tome tés o cafés en vasos de plástico.

2. No coma nada caliente en bolsas de plástico.

3. No caliente comida usando material plástico en horno de microondas, es mejor utilizar recipientes de cerámica o vidrio que soporte el calor.


En unas palabras:

Evite colocar alimentos y bebidas en envases o contenedores de plástico y dejarlos expuestos a calores extremos, más vale prevenir que lamentar.


Por último:

Te invito analizar este mensaje, investiga en torno al tema rescata lo bueno, espero que esta información te sea útil, Si te gusto, te invito a compartirlo con tus seres queridos para sembrar semillas del interés a más gente, porque:

Buscame en:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario